PSOE Y PP PONEN EN GRAVE PELIGRO LA PROTECCIÓN DEL PARAJE DE LA RAFA

el . Publicado en Bullas

Tras la construcción de una nave de gran impacto visual junto al paraje, ambas formaciones, rechazan una moción de IU para revisar en profundidad el trámite realizado y proponer el traslado de la construcción.


EL paraje de la Rafa es un enclave de alto valor paisajístico y ambiental de Bullas que viene soportando diversos intentos de agresión. En concreto, en la legislatura pasada, el PP intentó aprobar una recalificación de 70.000 metros justo en el límite de la Rafa, para convertir dicho paraje en el patio trasero de una urbanización.
La zona que rodea dicho paraje está calificada en la normativa urbanística de Bullas como Suelo no Urbanizable. En dicho enclave, en el pasado, fueron denegadas varias solicitudes de licencia, ya que la normativa urbanística establece literalmente lo siguiente:
Entorno de La Rafa: Áreas de cultivo que constituyen el entorno no edificado del parque recreativo de La Rafa, limitado por el camino de acceso al Salto del Usero, una franja de E.P.-2, un camino rural y el propio núcleo urbano.Usos característicos: Mantenimiento de los cultivos.Recuperación de áreas marginales (cultivos abandonados) y expansión de la masa forestal.
Usos permitidos:Producción agropecuaria en aquellas actividades que no menoscaben el medio.
Sin embargo, pese a la protección que establecen las normas, el año pasado, la Alcaldesa socialista concedió una licencia de construcción, amparada en un informe técnico favorable que considera que una nave de grandes dimensiones “no menoscaba el medio”. Una vez construida dicha nave, la población de Bullas ha podido comprobar atónita que dicha construcción informada favorablemente sí menoscaba claramente los valores paisajísticos del entorno.
Ante el gran impacto visual que dicha construcción ha supuesto en la zona, y ante el peligro de que otros particulares soliciten también, la construcción de naves similares en dicha zona, el Concejal de IU-Verdes, Manuel Escámez comenzó a investigar en los expedientes de la construcción, encontrando en los mismos ciertas interpretaciones, cuanto menos cuestionables. Ante las dudas suscitadas en el trámite realizado, y ante el fuerte rechazo social generado por la construcción, IU-Verdes presentó al Pleno de abril, una moción en la que se pedía literalmente lo siguiente:
“Un informe de un técnico independiente sobre la licencia urbanística que tenga en cuenta todos los motivos expresados en la exposición de motivos del escrito. Un informe jurídico sobre la posible revocación de licencia urbanística. Y, en caso de que los informes den la oportunidad, iniciar expediente para devolver la zona a su estado original”.

 

Llegado el Pleno, y ante nuestra decepción, de nuevo PSOE y PP unieron sus votos para rechazar una propuesta de IU-Verdes que si fue apoyada por Vecinos por Bullas.
En este sentido conviene recordar que el PSOE se está apoyando en este asunto en los votos de un partido que, en el pasado, intentó acabar con la protección de la Rafa para convertir en solares de una constructora, parte de su entorno.
EL argumento empleado por el Gobierno del PSOE para bloquear la búsqueda de soluciones a este problema fue la existencia de “informes técnicos favorables”. Así, el gobierno puso de manifiesto su falta de iniciativa política, y que consideran la gestión urbanística un mero procedimiento administrativo.
Recordamos al PSOE a sus socios de facto del PP, que el muro que va a partir Murcia capital por la mitad, también tiene informes favorables, así como buena parte de las instalaciones agropecuarias que están destruyendo el Mar Menor.
En IU-Verdes pensamos que cuando las normas son imperfectas, deben entrar en juego la iniciativa política y la negociación, para corregir las imperfecciones legales y no perjudicar al pueblo, y en este caso, al paisaje natural.
El Concejal de Urbanismo podría haber negociado con la empresa que ha construido la nave, para que se optara por una ubicación diferente, sin impacto visual. Sin embargo, no lo ha hecho, se ha limitado a seguir las indicaciones de un informe cuestionable, y a recoger el apoyo envenenado del PP.
Por lo tanto exigimos al Gobierno del PSOE
1. Que deje de hacer seguidismo urbanístico del PP.
2. Que no autorice más construcciones junto al paraje de La Rafa.
3. Que proponga los cambios necesarios en la normativa para que en el futuro las instalaciones de fuerte impacto visual y paisajístico no puedan ser autorizadas en dicha zona.
4. Que lleve a cabo un proceso de negociación con los propietarios de la nave en el que se estudie su posible reubicación, con el fin de paliar el daño causado.

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios