MOCIÓN SOBRE EL CONTROL DE LOS ACUÍFEROS DE JUMILLA.

el . Publicado en Jumilla

Ana López Martínez, portavoz del Grupo Municipal de IU-Verdes en el Ayuntamiento de Jumilla, en nombre y representación de dicho grupo, presenta al Pleno para su debate y aprobación, si procede, la siguiente moción sobre “CONTROL DE LOS ACUÍFEROS DE JUMILLA”

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Hace unos días, la plataforma ciudadana de la vecina ciudad de Yecla, “Salvemos el Arabí”, denunciaba la proliferación de cultivos de regadío en el Altiplano, terreno principalmente de secano en el que los acuíferos ya están sobreexplotados. Desde esta organización, que está realizando un inventario de todos los cultivos intensivos, que en la mayoría no son propios de la comarca, afirman que esta situación es muy grave. Otras asociaciones como ANSE y WWF, no han dudado en calificar de irresponsable a la administración regional, por consentir que sigan ampliándose regadíos en la Cuenca del Segura a pesar de no estar asegurado el suministro para los regadíos tradicionales. Esta noticia ya nos era conocida por muchos en este municipio, donde hemos visto un importante aumento de plantación de hortícolas, como lechugas, brócoli, coliflor, con riego localizado que, en su mayoría, son realizadas por grandes productores que estaban establecidos en el campo de Cartagena, una zona donde, debido a este tipo de explotaciones, entre otras, ha dejado el Mar Menor convertido en un desastre natural y donde han tenido que tomarse medidas para evitar que se siga cultivando la tierra de esa forma. Se estima que para cada 100.000 kg de brócoli se utilizan unos 24 Millones de litros de agua, un gasto de agua excesivo, teniendo en cuenta la situación de nuestros acuíferos. De hecho, en el Plan Hidrológico de la Demarcación del Segura 2015-2021, así como en un informe posterior de seguimiento, ya informaban del mal estado cuantitativo que sufrían los mismos, con unos niveles piezométricos muy bajos, y alertaban de que la consecución de su buen estado cuantitativo quedaría prorrogada hasta 2027. Por ello, si la actual situación no se controla, el ritmo de extracción podría duplicarse con este tipo de concesiones. Otra de nuestras preocupaciones, además de la situación cuantitativa, es la situación cualitativa del agua de nuestros acuíferos. Desde los últimos datos, que aparecían en el Plan, este aumento de plantaciones de regadío intensivo, puede haber variado el estado químico de nuestras aguas, debido a la filtración de los productos que se puedan estar utilizando en la tierra, ya que en gran medida, esta actividad agraria no se está realizando bajo los estándares de la agricultura ecológica.
Como ejemplo de problemas de contaminación por este tipo de cultivos, tenemos,
como decíamos, el Mar Menor. La desaparición de las expectativas que creó el
desarrollo urbanístico aumentó la presión de los cultivos sobre este área, a pesar de
los problemas que la explotación agraria de los suelos cercanos a la laguna ha
acabado teniendo sobre la contaminación de las aguas.
Para subsanar este desastre, se creó la Ley de Medidas Urgentes para garantizar la
sostenibilidad ambiental del Mar Menor, donde se incluyen, entre otras medidas: la
obligación de implantación de estructuras vegetales de barrera y conservación, la
prohibición de nuevas superficies de cultivo o ampliación de las existentes, y la
restitución de toda superficie situada fuera del perímetro del regadío legal a sus
condiciones originales (secano o vegetación natural).
Desde IU-Verdes no queremos esperar a que la situación se convierta en insostenible
y que se tenga que crear medidas urgentes cuando el daño ya está hecho. Ya hemos
visto en nuestra propia región lo que conlleva el exceso de explotaciones intensivas,
ya conocemos la mala situación cuantitativa de nuestras aguas y no queremos esperar
también a que empeore la situación cualitativa.
Por todo ello, proponemos:
1. Solicitar a la Confederación Hidrográfica del Segura que no se otorguen
concesiones de agua para implantación de actividades que pudieran poner en
peligro la salubridad de los acuíferos y que se intensifique la vigilancia y control
sobre posible contaminación en los acuíferos o para evitar un posible exceso
de extracciones, así como un informe íntegro y actualizado del estado de los
acuíferos del término municipal.
2. Instar a la Confederación Hidrográfica del Segura a que se estudien las
concesiones existentes y que se revoquen aquellas, en caso de haberlas, que
pongan en peligro la salubridad de los acuíferos o se excedan en las
extracciones, así como las concesiones de regadío para terrenos de secano.
3. Que el Ayuntamiento promueva y constituya un Consejo Sectorial para el
Agua y el Desarrollo Sostenible para el análisis de la problemática general del
agua en nuestro municipio, en el que estén presentes los partidos políticos y
asociaciones de interés locales (agricultores, ecologistas...) con participación
paritaria en número, así como invitar a organismos públicos y privados y
entidades externas que puedan aportar conocimiento y propuestas.
4. Que Ayuntamiento solicite toda la información de interés a la Confederación
Hidrográfica del Segura, a la empresa Aguas de Jumilla, a las Universidades
de Murcia y Politécnica de Cartagena, Centros de Investigación, como el
CEBAS sobre la situación de las extracciones de agua de los acuíferos de la
comarca, perspectivas de evolución, calidad de las aguas y posibilidades de
mejora en la gestión.
5. Que el Ayuntamiento solicite a la Confederación Hidrográfica un análisis
actualizado de los niveles piezométricos de los acuíferos con todo o parte de la
cuenca en nuestra comarca y un informe sobre las medidas a tomar a corto,
medio y largo plazo para garantizar y ordenar el futuro hídrico del municipio.
6. Que el Ayuntamiento en Pleno, se comprometa a luchar contra cualquier
administración que quiera permitir el fracking en nuestro término ya que
produce movimientos de tierra similares a terremotos, que pueden provocar
agrietamientos y desprendimientos en las bolsas de agua de nuestros
sensibles acuíferos.
7. Que el Ayuntamiento en Pleno, exija a la Confederación Hidrográfica del
Segura y a la Consejería de Agricultura, los permisos de riego solicitados por
las grandes explotaciones para conocer bajo qué criterios se conceden o
desestiman, ya que se benefician de los excedentes de la concesión, que no
usan nuestros agricultores. De igual manera, se solicite un cambio de la
normativa y de los criterios de concesión a estos cultivos intensivos para que,
en todo caso, se mantengan los que hay pero no se amplíen nuevos regadíos.
8. Que el Ayuntamiento de Jumilla elabore un plan de reducción y eficiencia en
el consumo general de agua para así salvaguardar nuestros acuíferos de una
sobreexplotación innecesaria y evitable.

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios